Nielsen innovate. No se crean mucho el cartelito


No se crean mucho el cartelito de innovadores

¿Comenzó el camino cuesta abajo del gigante de las mediciones televisivas del entorno tradicional? Detrás irían las televisoras de transmisión abierta, ya que estas basan su oferta publicitaria en estas mediciones. El tiempo para que la 'corredera' que ha traído esta noticia se transforme en desbandada, está encima del escritorio de varios CEO´s y Presidentes Ejecutivos de las grandes compañías anunciantes que ya enfilan sus estrategias publicitarias hacia el entorno digital. Antes lo venían haciendo sin llamar la atención, pero todo puede cambiar a partir de este domingo de Super Bowl.
Las noticias no son buenas no solo para las empresas medidoras del rating a la antigua, es decir conectar artilugios en los televisores a una muestra de la población para medir el consumo y luego sacar medias y medianas de la población, sino para las propias televisoras tradicionales que ven a quienes 'certifican' su trabajo en cifras de audiencia como su base de existencia. Si ellos, las medidoras de audiencia, reportan altas cifras para un canal X, los precios de las pautas televisivas de esa emisora aumentan en proporción a tal crecimiento. Sin esa 'certificación' los anunciantes buscan donde 'anidar' mejor su capital para que produzca mayores beneficios.

IAB España-Madison, 2014


Cambian las costumbres y hábitos del televidente y con ello la manera de registrarlas. Ya los registros de la actividad en el consumo de televisión son más exactos digital que tradicionalmente. Es un hecho desde hace al menos 3 años, pero los anunciantes, a pesar de que todos sabemos que los comerciales en la tv tradicional sencillamente NO SE VEN, siguen poniendo el grueso de su dinero publicitario en los medios tradicionales.

Fuente: Global Web Index, 2013


Pero el reporte de Nielsen en el Super Bowl con apenas algunos datos digitales del consumo del evento en ese medio, la 'gritería' de los que creemos que ya el tiempo de sentarse a ver tv en la sala de la casa es cosa del pasado y la puja de comScore y otras no menos importantes por querer convertirse en el Nielsen del entorno digital, pone a temblar a las antiguas televisoras que observan como las costuras de su modelo de negocio comienzan a ser visibles.
Al imperio de la televisión abierta se le comienzan a caer sus estructuras. El próximo paso es la 'huída' de los tradicionales anunciantes hacia espacios publicitarios más eficientes y efectivos y el entorno digital será su nueva casa. El 2016 pinta muy feo para unos y muy atractivo para otros, principalmente para los que sepan como materializar las oportunidades de mercado de los nuevos tiempos digitales.

Fuente: Postal 52



Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales