Isla fragmentada

De los tiempos unánimes para un difícil consenso.

Entre uno de los tantos conceptos que se tiene del cubano -ellos incluidos- está la división, el regionalismo, la desunión. Elementos inherentes al comportamiento del ser humano desde hace más de cinco mil años.
Pero resulta que se piensa que ese ha sido su gran handicap* a la hora de construir una sociedad democrática al estilo occidental. Creen, desde el simple hombre de la calle hasta el intelectual y el político, que las minorías tienen que adaptarse a las mayorías o perecer en el intento. Y de ello se ha encargado con categoría PLUS -aunque no los únicos- el sistema político del último medio siglo implantado en esa incontrolable isla caribeña, sacudida por oleadas de intolerancia que la llevan -si no se detiene antes, al naufragio nacional.
Nunca, a pesar de tener un vecino donde mirar y sacar experiencias válidas para el empeño, se ha logrado conciliar a todos en tal civilidad.
Será por aquello de que todo cubano quiere ser Presidente?

 La reciente declaración de Consenso Cubano en relación a la situación económica en la Isla, se convierte en tabla de salvación para la emergente sociedad civil ante las disposiciones oficiales del gobierno de Raúl Castro y en la vía, al estado de consenso. Lugar posible para todos pero desconocido para casi todos.

Consenso Cubano, Proceso iniciado por una veintena de agrupaciones de la isla y del exilio en abril de dos mil cinco, tiene como clave y a partir de un consenso en temas básicos, trabajar por lograr coherencia en el futuro del país de manera consensuada. En su plataforma de dieciocho puntos, los pilares básicos se pueden resumir más o menos así:
integridad e institucionalidad, independencia y soberanía, derechos inalienables del ser humano, reconciliación, tolerancia, aceptación del otro apegada al estado de derecho, recuperación de la memoria colectiva -fraccionada a través de los tiempos, no a la visión mesiánica de la vida y la violencia revolucionaria y un rotundo manifiesto a la pluralidad de ideas.


Se calculan en algunos centenares las organizaciones, instituciones y partidos políticos existentes tanto dentro de la isla como fuera de ella. Entre todos sus miembros no llegan al cinco por ciento de la población cubana actual, cercana a los catorce millones de habitantes. Unos once millones están raptados y sin derecho a asociarse. Otros tres millones viven sus vidas sin posiciones políticas y disgregados por el mapa mundi. Dentro de esos dos grandes grupos algo más de medio millón de personas están vinculados a tales organizaciones y comuniones. Internet ha hecho posible reconectar a los disgregados y dispersos -los que se fueron- y entre ellos con los de la isla -los que se quedaron. Para repetir una vez más las polaridades de una nación desde los españoles y aborígenes, los blancos y los negros,  los isleños y los peninsulares, los patricios y los plebeyos, la burquesía y los obreros, la revolución y los contrarrevolucionarios...

Servir de cualquier manera, hasta con el click de tu computadora, puede marcar la diferencia a favor del cambio que necesita la nación. Un cambio de concepto, de posición histórica, de auto valoración en la real dimensión de sus historias. Pasar del orgullo a la humildad!!!

No será un cambio muy fuerte pa´l cubano?

O estamos destinados -un ser muy superior como nosotros- a disputarnos una isla no tan grande -como nosotros- en una posición que le queda muy grande -como nosotros.
-en esta última parte redoblar música, pedir a actores y extras que levanten ligeramente la quijada y luego una mirada seductora y desafiante a cámara, no importa que el set sea de cartón, mientras la música va subiendo y la cámara desciende a nivel del piso, nuestro salvador adquiere momentos de grandeza inigualables, muy parecidos a los de Juantorena en Montreal 76 al llegar con el corazón en la mano!!!






*  resistencia impuesta por la naturaleza para una actividad, inercia errada que iguala las posibilidades, desventaja impuesta por el deterioro del uso, complemento que impone una carga ideal.

Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales