Un cubano imprescindible

Más allá de sesenta y cinco años narrando juegos de béisbol y de acaparar premios y reconocimientos en su extensa carrera profesional como pocos, Felo Ramírez, el bayamés nacido en 1923, seguirá regalándonos momentos inolvidables a los amantes del deporte de las bolas y los strikes, cuando en abril del próximo año -y porqué no, en la inauguración del estadio de los Marlins en la pequeña habana en el 2012, comience la próxima serie de las Grandes Ligas.


No a todos nos gusta la pelota -como le decimos los cubanos al baseball, pero el día que escuchen a Felo, siempre habrá una segunda vez.


El artículo del Nuevo Herald nos habla de la leyenda. Porque eso es Felo Ramírez, una leyenda viva.







Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales