La algarabía internacional. Autoreflexión de un loco.


Hace aproximadamente dos años y medio escribí sobre la renuncia de Fidel Castro éste breve artículo.


El 18 de Febrero de 2008 Fidel Castro “renunció” al poder en Cuba.
 
Me recuerdo en ésta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de Maria Antonia, de cuando me propusistes venir… hago formal renuncia de mis cargos en la dirección del partido, de mi puesto de ministro, de mi cargo de comandante, de mi condición de cubano.

Estas palabras vuelven a sonar en los oidos de los cubanos una vez más.
Pero esta vez tiene significados diferentes. En 1967 las escribió Ernesto Guevara para dejar constancia que no podía seguir viviendo en aquel país, al que dedicó varios años de su vida y se iba por el mundo para continuar con su ensoñacion maniática.
Fidel le dió un espacio en su proyecto y luego le “hizo saber” que ese proyecto era único y exclusivamente de él. Ya no lo necesitaba. Estorbaban sus comentarios diarios, su “honesto” y mediático proceder, su misma presencia fisica. Renunció y se fue.

Ahora las reescribe Fidel Castro pero a su manera.
La renuncia preconcebida, amañada, tal vez impuesta. Pero nunca irse.
Y menos “así como así”. 

Todavía tienen que aguantarme un poco más. Y ahora voy a terminar de completar mi saña, a hacerle la vida imposible al energumeno de Raúl, tan “llorón y melodramático... tan poca cosa”.
No se crea él, que va a destruir lo que me ha costado tanta insidia, tanto deshonor, tanta maldad, tanto engaño, tantas mentiras a éste estúpido pueblo, creído y autosuficiente. Tiene que sufrir aún más.
He venido a la tierra a salvar a esta gente del demonio y aún se ponen contentos de mi renuncia. Piensan que el zoquete de Raúl les va a resolver al menos parte de los problemas que tienen. No saben que tendrán que andar por este mundo como los judíos, que se creen el origen de la humanidad y estan regados por todo este mundo. Asi les pasará. Yo vine a salvarlos y se alegran de mi caída en el 2006 y de lo que he pasado con mi salud en este año y medio. Tendran Fidel para rato. Ni se vayan a pensar que salieron de mi.


San Felipe, Panama. 19 de febrero de 2008


Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales