A Reinaldo Escobar


el potro salvaje y encerrado cabalga
abriendo portones de aldabas corroidas,
mohosas y ocultas,
de tiempos y espacios acallados.

tumultuosa e inatrapable,
la red abre su garganta para regurgitar dolores,
pesadillas, insomnios,
laceraciones pasadas y presentes.

hará brotar lo olvidado
sacudir panteones
desollar falsos mitos
y deshollinar reales.

hará que todos
-presumiblemente todos-
se desayunen ingrávidos,
sobre la paz de la muerte.
mi manera de apoyar.
ver el siguiente link,



Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales