La Elite


Sigue la elite -tanto fuera como dentro-

sacando sus plumas y arabescos,

su miedo, su posición enajenante y su disfraz de terciopelo.


No tendran acaso nombres y apellidos?


En la distancia del bosque siguen tronando los relámpagos

asustando débiles ovillos que intentan marcar bordes,

no vaya a ser que alguien olvide la hora de recogerlos

y en el bosque,

prefieran el saco de yute a la mas fina lana.


Algunos, dejando entrever su igual estructura...

le echan un guiño al futuro.


Panama 13 mayo 2008

Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales