Héroes contemporáneos



Hace más de veinte siglos un grupo de hombres pertenecientes al poder en Roma, se pusieron de acuerdo para asesinar a uno de sus semejantes porque buscaba apoderarse de una cuota grande de ese poder. Lo hicieron en nombre de la democracia. Pero dentro de ellos había un sinnúmero de motivos más ocultos para deshacerse de aquel hombre. Desde los intereses más mezquinos y sórdidos hasta los más honestos y llenos de grandeza humana. El día en que materializaron su decisión, la historia lo recogió como los Idus de marzo. Dándole connotación histórica a una fecha mitológica.

El mes de marzo del 2008 pasará a la historia de Cuba como el mes del Potro Salvaje. Y una fecha histórica dará paso a una fecha mitológica.

El héroe clásico -ese que representa los paradigmas de la sociedad occidental- tenía un rostro, una imagen y todos sus atributos se materializaban en hazañas tangibles que generaban ideales de comportamiento social. Y asi se fue poblando la tierra de héroes antiguos, héroes medievales, héroes modernos y nuestros héroes contemporáneos.

El Potro Salvaje ya es uno de nuestros héroes contemporáneos, es una imagen tangible, pero a la vez escurridiza, con códigos semejantes al héroe clásico -lleno de aventuras, venturas y desventuras- y luchando contra los poderes de Zeus, que en este caso deja de ser un hombre con barba que “mete miedo”, para convertirse en un viejo con barba encerrado en un "olimpo".

Los héroes clásicos se pusieron viejos, los paradigmas que representan están cambiando de tono. Una red que recorre el éter se ha convertido en el dador de poderes. Es tan extensa y abarcadora que genera héroes sin rostro. Da poderes sin pedir tiempo y espacio a cambio. Eso la hace sutíl, atractiva y cautivadora. Y como se nos presenta sin preámbulos es fácil abordarla, tenerla, rodearla, disfrutarla y compartirla.

La red por donde cabalga Potro Salvaje tiene muchas entradas y salidas. Cero muros y muchas puertas y ventanas. Y como su rostro se hace intangible, fantasmal… ya Zeus va perdiendo sus rastros. Ya va agotando sus poderes. Crea nuevos héroes que generan nuevos paradigmas. Va despojando a Zeus de todo su poder. Se convertirá en Zeus mismo, pero sin un rostro al que adorar y hacer sacrificios en días de fe.

Para esa isla en levitación en medio del Caribe, Potro salvaje le esta abriendo caminos a través de esa red, de ese Zeus más acorde con nuestras realidades, nuestras esperanzas, nuestras frustraciones.

Nuestro acto de fe es asistir a su encuentro. Es la forma de legitimizarlo y hacerlo tangible.

Y nació en los Idus de marzo.

San Felipe, Panamá, 19 de marzo de 2008.

Entradas populares de este blog

Extensiones territoriales