Comentarios a un Congreso



Comentarios a un Congreso

Comentario al artículo donde Eusebio Leal afirma que no se avergüenza de los cubanos que 'están fuera' de la Isla
Los intelectuales 'siguen la ruta marcada en los días soberbios de 1961', según el Arco Progresista

Agencias
viernes 4 de abril de 2008 12:42:00


No dejo de pensar en Avaro y los numantinos al leer los pronunciamientos de Eusebio Leal ante el Congreso de la UNEAC.
Estos, cuando Escipiòn el Africano rodeaba la ciudad para hacerla perecer de inanición, enviaron a cinco representantes a negociar con el general romano.
Con Avaro al frente, lograron -a cambio de deponer las armas y entregar la ciudad- que el pueblo fuera tratado con mesura. Los numantinos, creyendo que el pacto lo habían logrado sólo para ellos cinco, les dieron muerte.

Eusebio habló en dicho Congreso -a nombre propio… y mejor aún de no ser así- con la misma sabiduría que mostró el pentágono numantino encabezado por Avaro, hace ya mas de 20 siglos -contingencias a la vista, no queda otra alternativa que recurrir a la razón para no caer en tentaciones populares tropicales.
Sólo basta una de sus múltiples confesiones públicas low profile en todos estos años para enviarlo al cadalso cubano preventivo… el plan pijama.

Recordemos un poco los pentimentos de la historia reciente en la política del gobierno cubano.
Dos de los más encumbrados voceros de Fidel Castro actualmente, vocinglearon por todo el espectro mediático alcanzable una de las estrategias del tinglado de la isla… “cubano es quien lo merezca”. Y todo para desacreditar al exiliado cubano que intente alzar su voz, su letra ó su música “contra el pueblo cubano”.
De ahí fecha y hora de tal congreso, luego de “pasos previos”.
La conferencia entre el gobierno y una parte no significante del exilio cubano -al que llamaron un encuentro entre la nación y la emigración- fue la plataforma de uno de esos pasos.
La “aprobación” en el Señorío de nuevas relaciones de convivencia entre sus miembros -incluyendo algunas concesiones menores de status- podría devenir en serios riesgos de existencia, inadmisibles para el señor fincal.
Había que asegurar el cuadrilátero -se aconsejó montar un ring pero sin el referí, con la campana en manos del vasallo designado y sin la entrada de juglares.
Todo estaba listo para la batalla más importante por la supervivencia de la comarca.
Una frase popular ha recorrido durante cincuenta años las relaciones de vasallaje establecidas en el señorío… haz lo que quieras mas no contradigas al Señor. Te va la vida en ello. No avengorzarse de lo que “avergüenza” al Señor es romper las relaciones establecidas en la comarca.
Y eso acaba de hacer Eusebio Leal.
No conforme con haber dedicado toda una vida a la recuperación de nuestra memoria colectiva con valentía, entereza, dedicación, amor, altruismo y vocación, asume una posición que le pertenece a otros. Ya está viejo y cansado y más allá de todo, su “almacén” moral ya tiene “provisiones” suficientes para el futuro.
En cambio, la comarca está llena de gente fuerte, joven y talentosa.


Abril 4, 2008. San Felipe, Panamá

Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales