Juanito come pastel en el desayuno

Jan. Janke. Yankee. Yanqui

Yankee Doodle Dandy Treats (Family Features)

Transcurridos algo más de dos siglos desde la fundación de los Estados Unidos de América, los ciudadanos de esta inmensa y poderosa nación no tienen un gentilicio propio.  Se autonombran americanos -muchos otros también lo hacen, aunque a fuerza de la costumbre-, y tal parece como si fueran ellos los únicos habitantes de este continente.  Como es una apropiación de una parte por el todo, se les recuerda, a todos, que somos americanos, todos, desde el extremo norte de alaska hasta la tierra del fuego.

Por otra parte, debido al nombre del país, en la literatura, la historia y el periodismo, se les nombra estadounidenses.  Tal vez algunos lo hagan por lo impropio del gentilicio americano, pero a otros los cubre un halo de bajas pasiones.  Ambos están equivocados.  Estadounidenses pueden ser tanto ellos como los mexicanos.  En términos estrictamente geográficos, America del Norte está conformado por México, EEUU y Canadá. Por lo tanto, el término norteamericano lo comparten esas tres naciones y el gentilicio estaría igualmente incorrecto.
Hay una palabra, gustosamente aceptada por muchos, que se ha expandido por todo el planeta para nombrar a los hijos de Washington: yankee -y su castellanización: yanqui.  Palabra de larga tradición que se remonta al siglo XVII, cuando los Padres Peregrinos -Pilgrims Fathers-, espantados por las guerras religiosas en su continente, llegaron a tierras norteamericanas y fundaron los territorios de Nueva Inglaterra, 1620, y Nueva Amsterdan, 1628, hoy Massachussetts y New York.  Eran ingleses protestantes emigrados a territorio holandés, desde Plymouth en el sur de Inglaterra, huyendo de la guerra entre católicos y calvinistas, que finalmente partieron hacia el nuevo mundo en busca de paz y tranquilidad. Juan, en holandés, es Jan y Juanito, Janke. De ahí... yankee, cuyo primer registro conocido es una canción popular que entonaban los oficiales del ejército británico, asentados en las colonias, para burlarse de los desorganizados yankees. Su adaptación al castellano es más o menos así:

Yankee Doodle*

Coro  
Yankee Doodle sigue así, Yankee Doodle dandy,                                                                                                                                                   
Howard Pyle Master Illustrator --  Yankee Doodle and Old Friend in a New Dress 1881 Painting
Cuidado con la música y el paso Y con las niñas sé práctico.

Un yankee viaja a la ciudad, cabalga sobre un pony;
lleva una pluma en el sombrero y grita macaroni**.
(Coro)
Mi padre y yo bajamos al campamento junto al Capitán Gooding;
Allí vimos a los hombres y a los niños, tan gruesos como un pudín apresurado.
(Coro)
Allí estaba el coronel Washington, sobre un caballo robusto,
Dando órdenes a sus hombres, supongo que había un millón.
(Coro)
Y allí vi un cañón tan grande como una palangana madre,
Y cada vez que se disparó, ellos corrieron como la nación.
Coro
Yankee, eres elegante; Yankee, siempre serás así;
Yankee, a todas las chicas, tu conquistarás!


Yankee Doodle

Chorus                      
Yankee Doodle keep it up, Yankee Doodle dandy,


Mind the music and the step and with the girls be handy.

Yankee Doodle went to town, a-riding on a pony;
Stuck a feather in his cap and called it macaroni.
(Chorus)
Father and I went down to camp along with Captain Gooding;
And there we saw the men and boys, as thick as hasty pudding.
(Chorus)
There was Colonel Washington, upon a strapping stallion,
A-giving orders to his men, I guess there was a million.
(Chorus)
And there I saw a cannon barrel as big as mother's basin,
And every time they touched it off, they scampered like the nation.
Chorus


Yankee, you're smart, Yankee, always be so;

Yankee, all the girls, you conquer!

La palabra se extendió rápidamente por los estados del norte y en tiempos de la Guerra de Secesión, a mediados del siglo XIX, los Confederados (estados del sur) llamaban yankees a los de la Unión (estados del norte). Con el paso del tiempo la palabra le ha dado la vuelta al mundo para identificar a los nacidos en los Estados Unidos de América.


La página online de la Embajada de los Estados Unidos en México, define Yankee Doodle de la siguiente manera:



Yankee Doodle
Los orígenes de las palabras "Yankee" y "Yankee Doodle" como simbolos nacionales se pierden en la bruma de la historia. Algunas autoridades creen que la palabra "yankee" puede haberse originado de la voz holandesa "yanke", que significa "Juanito", mientras que otros dicen que los indios americanos pronunciaban mal la palabra francesa "anglais", que significa "inglés." El resultado fue la palabra "Yankee". Antes de la Guerra de la Independencia, los soldados británicos comenzaban a referirse en forma despectiva a los colonos, a quienes consideraban patanes pueblerinos, como "yankees". Pero los norteamericanos, lejos de ofenderse, más bien gustaron del apodo y pronto lo adoptaron para referirse a sí mismos. Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, las tropas norteamericanas eran conocidas en todo el mundo como "yanks" o "yankees". Una canción popular escrita en 1917 por el autor teatral y compositor George M. Cohan titulada "Over There" contiene la apasionada estrofa: "¡Ahí vienen los yankees! ¡Ahí vienen los yankees!" 
La canción "Yankee Doodle", que en la actualidad está tan identificada con los norteamericanos, se cantaba en Inglaterra desde los tiempos de la reina Isabel I en el siglo XVI. A mediados de los años 1600, las tropas gubernamentales al mando del rey Carlos I cantaban estas palabras en tono de desprecio dirigidas a Oliver Cromwell, el rebelde al frente de la revolución de los puritanos, la cual a la postre derrocó a la monarquía. 
En 1775, cuando las batallas de Lexington y Concord señalaban el inicio de la Guerra de la Independencia en Norteamérica, las tropas coloniales cantaban la tonada con letra escrita por un cirujano británico para ridiculizarlas. La tonada se convirtió en el canto de guerra del ejercito de George Washington y los hombres la cantaban cuando marchaban, cuando acampaban y cuando peleaban. Cada verso era seguido del coro. Así comenzaba: 
    Mi padre y yo fuimos a acampar /Junto con el Capitán Gooding /Ahí vimos hombres y muchachos /Tan profusos como el pudín casero. Coro: Yankee Doodle, mantente firme, Yankee Doodle galán /Sigue la música y el paso /Y con las chicas hazte fácil.
Mas no todos los 15 versos eran alegres. El penúltimo dice así:
    Veo otra fila de hombres, /Cavando sepulturas, me dijeron; /Tan largas y tan hondas /Para que en ellas cupiera yo.


En el siglo XX, el poeta, escritor y ensayista -nacido en Mount Vernon, Nueva York- Elwyn Brooke White, definió la palabra yankee de la siguiente manera:
"para los extranjeros, un yankee es un estadounidense; para éstos, un yankee es un norteño; para los norteños, un yankee es alguien del Este; para los del Este, un yankee es alguien de Nueva Inglaterra; para éstos, un yankee es un vermonteño y en Vermont, un yankee es alguien que come pastel en el desayuno".



Maine, agosto, 2009



    *  doodle con el tiempo paso a significar simple o tonto.
  **  macaroni en el inglés de la época era utilizado para referirse a las personas que, por tratar de estar demasiado  
        a la moda, rozaban el mal gusto.

Entradas populares de este blog

Héroes contemporáneos

Extensiones territoriales